Alcanza tú éxito

Hoy quiero compartirles algunos puntos de vista y diferentes concepciones sobre el logro del éxito. Muchísimas personas piensan en el éxito como algo que proviene de los logros que alcanzamos, de lo que conseguimos que se materialice en nuestras vidas. Pero, ¿Por qué determinada gente que ha conseguido grandes cosas materiales o logros, se siente deprimida? Muchas personas millonarias, que son codiciosas y egoístas… Muchas personas famosas que son apáticas…  Muchos escritores que han realizado grandes obras, se deprimen y caen en incluso suicidios psicológicos o físicos. Esto se debe a que el éxito si bien el fin es conseguir materializar algún pensamiento o deseo, no tiene sus bases en ese fin. Las bases del éxito se encuentran en el interior, el sentirse exitoso proviene desde el interior.

Lo que realmente produce el cambio y el comienzo de una vida exitosa en absolutamente cualquier persona es el progreso. Esta simple palabra juega un rol fundamental en la vida de una persona, determina casi ineludiblemente, su felicidad o infelicidad. Una persona se siente dichosa cuando avanza en su vida, cuando sale de su zona de acción habitual, cuando logra realizar esa “milla extra” que hace la diferencia. Cuando hablo de progreso, no estoy hablando de cambio, el cambio es automático, sucede queramos o no. El tiempo, las circunstancias, las personas de las que nos vamos rodeando generan cambios en nuestra vida. Pero estos no tienen porque ser necesariamente sanos, satisfactorios. El progreso si lo es. Nosotros nos damos cuenta cuando nuestra vida está progresando o está estancada, eso básicamente produce nuestro desinterés, desapego, apatía, reacciones generadas por las circunstancias. O también puede producir nuestra felicidad, cariño, empatía, paz. Esa es la diferencia entre cambio y progreso.

¿Por qué generalmente las personas ignoran esto? Algunas pocas tal vez por desinformación sobre el tema, pero las razones más importantes y fundamentales son, el miedo al fracaso, o la pereza. Muchas personas quieren esquivar los problemas en la vida, suponiendo que estos desaparecen, cuando en realidad lo que están esquivando no son “problemas”, sino oportunidades de aprender y desarrollarse, de crecer más fuertes, independientes, autónomos.

“Si no tratas de hacer algo más allá de lo que ya has aprendido, nunca crecerás” Ralph Waldo Emerson

Muchas veces en nuestro interior sentimos el éxito, solamente que no le prestamos la suficiente atención al por qué de sentirnos tan dichosos. Creemos que son las circunstancias, pero a menudo son más las expectativas que las circunstancias en si. Si nos levantamos sabiendo que en la noche vamos a hacer algo que nos produce mucho placer hacer, no es porque hayan cambiado las circunstancias de ese día. Ese día es absolutamente similar al día anterior, lo que cambio fueron nuestras expectativas de ese día. Y por esa razón nos sentíamos más dichosos.

Muchas veces el progreso puede ser incomodo, pero es absolutamente necesario para el éxito y la felicidad de una persona. Hay un abismo de distancia entre los conceptos de comodidad y felicidad. Felicidad no es transitar los días solamente haciendo cosas que nos sentimos cómodos haciendo, muchas veces hasta hacer las cosas que más amamos puede ser incomodo. Podes amar la psicología, el periodismo, la ingeniería, y siempre va a haber algo del ambiente o cosas que debas realizar que sean incomodas, que hagan que la voz en tu cabeza te hable y diga que no es necesario hacer. Pero que por alguna razón decidiste realizar aunque la voz en tu cabeza te dijera lo contrario y al llevarlo a cabo, te sentiste pleno, una sensación de adrenalina te invadió. El progreso en si es incomodo, pero cuando lo llevamos a cabo, crecemos, nos sentimos plenos y felices.

La comodidad, el cambio sin sentido, el cambio determinado por las circunstancias y no por los ideales de las personas, es la principal causa de la infelicidad. La comodidad destruye sueños, la comodidad destruye posibilidades. Lo único que la comodidad nos ofrece es un descanso físico. Mentalmente nos agota, generalmente estamos más cansados y atontados luego de ver una hora de televisión, que de leer un libro o hacer actividad física!

Por estas razones la gente que es exitosa y sumamente feliz siempre se propone ir un pequeño escalón más arriba, siempre están elevando sus metas aunque sea un poco. Porque la comodidad siempre está ahí, esperando, es la ruta fácil. Y es tan difícil de detectar que mucha gente toma esa ruta sin siquiera notarlo. Es la diferencia entre el posponer alarma o levantarse, es la diferencia entre tomarse esa hora para realmente pensar en las cosas que queremos hacer en nuestra vida o prender la televisión, es el saludar a una persona desconocida con amabilidad o ignorarla!

La vida es prueba y error, fracaso y aprendizaje, mientras más rápidamente fracasemos, más rápidamente aprenderemos. Mientras más intentemos, más posibilidades tendremos de encontrar el camino que queremos para nuestra vida. El progreso es incomodo, y también es realización y felicidad! Y cuando una flor no está floreciendo, se está marchitando.

Estamos para ayudarte en lo que sea que necesites! Te agradezco muchísimo el tiempo que te tomaste para leer este articulo!

Por tu salud y felicidad.

Empatía con la vida

Anuncios