¿Que piensas sobre ti mismo?, ¿Que dicen los demás sobre ti?, ¿Crees lo que ellos dicen?

“Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento.”

Eleanor Roosevelt

 

La forma en la que te defines a ti mismo, los comentarios y opiniones que aceptas de los demás, los programas que decides ver, las palabras que utilizas, y todos los otros rasgos de tú personalidad, definen tu calidad de vida. Esto es un hecho, y se produce gracias al proceso natural de la sugestión. ¿Como se comprobó esto?

El primero en aplicar voluntariamente el poder del condicionamiento aplicado fue el Dr. Emile Coué (1857-1926), un psicoanalista. El doctor Coué descubrió que al aplicar el poder de las afirmaciones positivas para condicionarnos a nosotros mismos era absolutamente extraordinario, al notar que cientos de pacientes se recuperaban con mucho más velocidad y menos necesidad de fármacos. Esto muchos pueden conocerlo como el “efecto placebo”, en el que los doctores dan pastillas sin fármaco alguno (sin comunicárselo a los pacientes), pero los pacientes se recuperan de la misma manera que si recibieran lo que creen que están recibiendo. A partir de este descubrimiento se hicieron muchísimos experimentos y pruebas que demuestran que esto no forma parte solo de la salud, sino de todas las creencias que tenemos, en cualquier ámbito de nuestra vida.

Como todos sabemos, tenemos millones de neuronas. Pero tal vez no sabemos cómo se relacionan entre sí: Las neuronas se unen entre si formando sinapsis cerebrales, de las que poseemos billones. Estás conexiones cerebrales se asientan por medio de la repetición, mientras mayor cantidad de tiempo y con más atención repitamos pensamientos, hábitos, más gruesas y duraderas se forman las sinapsis. Tu no necesitas enterarte de esto, tú cerebro lo hace por ti. Por ejemplo, si poseemos pensamientos negativos de manera diaria, tenemos un determinado grupo de neuronas asociado en nuestro cerebro, que se estableció con la repetición constante de este proceso de pensamiento negativo. Dependiendo del tiempo que lleve establecida nuestra conexión neuronal tardaremos más o menos tiempo en cambiarla, pero hay muchísimos estudios científicos que corroboran que es absolutamente posible hacerlo! Lo que se aprendió, puede ser desaprendido y re aprendido.

A nivel cientifico, de esta manera funciona el poder de la autosugestión, pero, vayamos a lo interesante ¿Cómo podemos hacer para que este principio nos haga tener una mejor vida? El condicionamiento positivo funciona por medio, básicamente, de la repetición de palabras/pensamientos que tengamos. Son patrones que repetimos, conexiones que establecemos entre pensamientos, emociones, y por lo tanto, acciones. Para poder utilizar esta maravillosa herramienta que poseemos naturalmente, necesitamos repetir constantemente de manera voluntaria, las cosas que queremos o ansiamos tener en nuestra vida. Te daré algunos ejemplos sobre autosugestión positiva:

En el sentido de salud: “Cada día de mi vida mantengo una salud excelente, que me permite desarrollar todas mis actividades al 100%”

En cuanto a lo económico: “Cada día aprendo más y más sobre el manejo de dinero y como hacer que sea abundante en mi vida”

En cuanto al desarrollo personal: “Cada día mejoro más y más en mis habilidades, y adquiero otras nuevas, para crecer como persona”

En cuanto al amor: “Todos los días de mi vida soy una persona absolutamente cariñosa, que brinda amor y ayuda incondicional”

En cuanto a la vida en general: “Cada día, en todos los aspectos de mi vida, me va mejor y mejor”

Estos son algunos de los ejemplos que pueden tener sobre el condicionamiento positivo (autosugestión), obviamente pueden establecer estos condicionamientos en el área de su vida que sientan necesario hacer progreso. Lo más importante es que sean frases cortas, concretas, que creen emociones positivas en nosotros. Si podemos combinarlo con movimientos físicos y lenguaje corporal, potenciaremos la técnica y conseguiremos una estimulación momentánea, pero que solo durará cuando realmente generen una emoción en nosotros.

Los resultados varían dependiendo de la disciplina de la persona para hacerlo de manera diaria, de la combinación de las palabras con emociones (para que se arraigue en el subconsciente), de la capacidad de la persona de utilizar la visualización en el momento de la repetición de las declaraciones. Un tiempo ideal es entre 10 y 20 minutos por día, en la mañana. Aunque este de más aclararlo, hacer esto en la mañana y luego hacer lo contrario a lo que digo durante todo el día, no te dará ningún resultado.

Un ejemplo de lo anterior podría ser una persona que dice todo las mañanas: “Mi cuerpo esta lleno de energía y más saludable que nunca.” Y cuando sale de la casa pasa por McDonald’s a comprar su desayuno, y mientras espera, decide fumar un cigarrillo. No necesitas ser un Buda para conocer los resultados. Ya que tocamos el tema de los cigarrillos, ¿Notaste que las personas fumadoras se definen a si misma como tales?, la auto-sugestión es tan inconsciente y automática en ocasiones, que nos hace hacer algo que nos mata lentamente.

Cabe aclarar que la autosugestión no es la única forma de anclar nuestros pensamientos en acciones, también existe la sugestión por si sola, que se basa, básicamente,  en nuestro entorno. Por eso las frasse “De tal palo tal astilla”, o “Dime con quién andas y te diré quién eres”. Muchos de nosotros sin pensarlo adoptamos muchas acciones, formas, pensamientos de las personas con las que pasamos más tiempo en nuestra vida. Considera las 5 personas más cercanas en tu vida y verás como ellas moldean de manera indirecta tu personalidad actual.

Un pequeño ejemplo podría ser: Decides empezar algo que te apasione en tu vida, como podría ser una carrera culinaria. Y tienes la idea de juntarte con tu amiga a contarle lo que has decidido para tu futuro. Tu amiga, tal vez, no sea una persona que le guste arriesgar en la vida, que se conforma con trabajar y mantenerse estable, disfrutando los tiempos libres. ¿Qué piensas que te dirá sobre este cambio de rumbo que quieres realizar en tu vida? Seguramente tendrá muchas, muchísimas cosas que decirte sobre por qué no va a funcionar: “La cocina es una carrera que no da suficiente dinero”, “Es algo costosa, y además puedes aprenderlo desde tu casa”, “Pero, cualquiera puede cocinar…”. Me gusta pensarlos como los Chicken Little de la realidad, que salen gritando: “el cielo se caeeee, el cielo se caeee.” En ese momento decidiste que tal vez no era tan importante cambiar el rumbo de tu vida, que no era seguro, que no era la mejor decisión hacer algo distinto. ¿Qué crees que hubiera pasado si tu amiga tenía otra actitud? Si te decía como como: “Es maravilloso que comiences a hacer eso que te gusta!”, “Es una carrera muy interesante y práctica”, “Podrías poner varios restaurantes y ganar grandes cantidades de dinero, haciendo lo que amas”. Una grandísima diferencia.

Te recomiendo enfáticamente que te tomes estos 10 o 20 minutos por día en la mañana para crear tú día y futuro por anticipado. También, que comiences a escuchar a las personas que pueden ayudarte a mejorar en la vida. Aunque a veces, tal vez, no podamos eliminar a esa personas de nuestra vida, si podemos decidir con quién pasamos la mayor parte del tiempo. Esas son dos ideas que pueden cambiar rápidamente tu calidad de vida.

“Sé muy cuidadoso en tu vida con lo que te dices y con lo que te dicen.”

Espero que este tema te haya sido de gran ayuda y puedas aplicarlo extraordinariamente en tu vida. Para cualquier consulta relacionada con este o cualquier otro tema en particular, podemos ayudarte!

Por tu salud y felicidad,

Empatía con la vida

 

Anuncios