¿Por qué algunas personas siempre buscan ver el lado positivo de las cosas? ¿Cuáles son los beneficios del optimismo? ¿Por qué utilizar nuestro tiempo para forjar el hábito de ser una persona optimista?

El Dr. Martin Seligman, iniciador de la psicología positiva, hizo un experimento para ver la reacción de personas pesimistas y personas optimistas ante el desarrollo de determinadas tareas. Se les pidió a los participantes que realicen una tarea y posteriormente que califiquen el resultado que creían que iban a obtener. Los resultados fueron contundentes, las personas pesimistas eran 10 veces más precisas que las personas optimistas en cuanto al rendimiento que habían obtenido. Pero lo curioso era que a medida que iban realizándose más pruebas, los resultados de un grupo se disparaban y los del otro, quedaban estancados. Las personas pesimistas eran realistas y se calificaban a ellos mismos por los resultados que terminaban obteniendo o incluso menores. Pero las personas optimistas se calificaban mejor de lo que en realidad demostraban sus resultados, lo que esto generaba es que cuando los resultados se mostraban, este grupo veía los resultados como un hecho aislado, que no tenía que ver con su rendimiento habitual, lo que generaba que prueba a prueba los resultados vayan elevándose. Ellos siempre se veían mejor y mejor, y por eso, se empujaban a hacer más y más a si mismos. Mientras que las personas pesimistas aceptaban el resultado con predisposición, y no se empujaba a superarse.

El optimismo es una de las grandes claves, una vía de acceso rápido hacia una vida más sana, entusiasta y feliz! Pero muchas personas en la actualidad relacionan el optimismo con la ingenuidad, con el maquillar la realidad para que nos sea más a gusto. En último término, relacionan al optimista, con alguien que se miente a sí mismo, que no quiere ver las cosas como son. Yo opino, que es absolutamente lo contrario!

Para empezar, yo creo que el optimista no es una persona que vive mintiéndose  a sí mismo y a los demás, no es alguien que va a ir a un lugar con temperaturas bajo 0° y va a repetir constantemente: “Que calor!, que calor!, que calor!”. Eso es mentira! El siente el frío! Yo creo que la cualidad principal de la persona optimista reside en ver la situación como es  y no, peor de lo que es. Esa es una de las grandes diferencias entre optimismo y pesimismo. Los problemas son circunstancias, y quieras o no, los tendrás en tu vida todo el tiempo que puedas vivir, y eso es bueno! ¿Por qué es bueno tener problemas? Porque es la mejor forma que poseemos para crecer! Cuando tenemos un problema es porque hay alguna circunstancia que excede a nuestras habilidades, y nos exige mejorarnos a nosotros mismos para poder resolverlo. No esquives tu progreso, ya que de él dependerá cualquier cosa que consigas en tu vida, desde una pareja, hasta un trabajo que ames.

Luego de verlo como es, el paso posterior de un gran optimismo es verlo mejor de lo que es. Cuando nosotros vemos algo mejor de lo que es, cuando imaginamos todo lo que podría ser, nuestra mente se concentra en soluciones, se concentra en cómo podemos hacer que ese “Frío” no nos afecte, que esa ”baldosa suelta” que pisamos no arruine nuestra mañana, que ese comentario de una persona pesimista no influya en nuestros pensamientos.

Realmente es un círculo, es una rueda que va en bajada, puede ser una rueda de virtudes y soluciones, al concentrarse en el optimismo. O puede ser una rueda de críticas y problemas, con el pesimismo. Es importante saber que no podemos permanecer neutros en esta decisión. Uno o puede optar por el optimismo o pesimismo, quedarse en el medio lo único que va a hacer es que las circunstancias definan nuestro estado mental. Te recomiendo que: ¡No hagas esto!, ¡ni un segundo de tu vida!  ¡Nuestra vida, salud y felicidad son algo muy importante como para dejarlas a merced de las circunstancias!

Te voy a dar algunas recomendaciones que sería excelente que puedas aplicar en tu vida diaria, las personas estamos formadas por hábitos, “somos lo que hacemos repetidamente”.  Por eso, sin este momento sos algo que no te gusta, es solamente porque te acostumbraste y te identificaste con eso que sos ahora. Si realmente quieres hacerlo, cambiar es fácil, solamente es hacer pequeñas cosas en la vida diaria que nos hagan crecer, ver el vaso medio lleno y no medio o totalmente vacío. Aquí las recomendaciones:

-Levántate todos las mañanas de la cama con actitud y energía . El dar vueltas para apagar la alarma, el quedarse acostado mirando la televisión 10 minutos antes de levantarse, el buscar cualquier cosa para hacer, antes que levantarnos, nos dice a nosotros mismos que estamos totalmente negados a comenzar el día. Las circunstancias día a día van a estar ahí, siempre va a haber problemas. No los evites, no los encares con una actitud perdedora. Levántate rápidamente y encara el problema, mejora como persona, no dejes que el día se te escape sin hacer nada bueno por vos!

Hora de oro: Muchas personas ya aplican este hábito, y afirman que genero un cambio de vida! Se basa en que cada mañana te levantes una hora  antes de hacer lo que serían tus obligaciones y leas algo de tú interés, o en el caso de que no lo tengas, empieces a buscarlo. El porqué de esta hora es bastante sencillo, en la mañana cuando nos levantamos, nuestro cerebro subconsciente se encuentra listo para recibir nueva información. Por eso generalmente a las personas cuando les pasa algo malo en la mañana le es suficiente para arruinar por completo su día. Les puedo asegurar que si aplican esta hora en la mañana, podrán empezar su día con muchas más predisposición, y inclusive podrían encontrar que es lo que aman hacer en esa hora de lectura. Es un pequeño sacrificio que puede generar un cambio enorme en nuestra vida, si tan solo nos tomamos esa hora en la mañana. Te aseguro que levantarte no te será difícil, luego de que veas los enormes resultados!

Sé cuidadoso con las palabras que usas y las que te dicen: Cuando hablamos, muchas veces hablamos sin pensar en cómo repercuten las palabras en nuestro inconsciente, en nuestro cuerpo interior. Cuando nosotros hablamos de lo mal que está el clima, de lo mal que nos está yendo en el trabajo, de lo mal que está la relación con nuestros amigos… Estamos usando constantemente frases negativas, le estamos diciendo a nuestro subconsciente, centramos nuestra mente en eso, somos personas que nos quejamos, que nos justificamos, que otros tienen el problema y no nosotros. Haciendo esto inconscientemente adquirimos el pensamiento de que eso es lo que somos y nuestro subconsciente nos ayudará a encontrar más circunstancias que estén en armonía con nuestros pensamientos.  También se cuidadoso con las palabras que decidas escuchar, hay muchas personas que tienen criticas para repartir a todo el mundo pero que no son capaces de emitir ningún elogio. Cuando les comentas un plan, te dicen todas las cosas que podrían salir mal, cuando hablas de algún emprendimiento, te dicen todas las razones por las cuales podría no funcionar. En fin, cuidemos las palabras, ellas definen nuestra realidad. No digamos palabras que estén en desacuerdo sobre lo que queremos de nuestro futuro y tampoco le prestemos atención a las personas que están más empeñadas en destruir que en crear. Para saber más sobre la influencia que tienen las palabras en nuestra vida, puedes ver el artículo sobre “El poder de las palabras”.

Pon por escrito objetivos o metas diarias: Establecer prioridades en nuestro día, que no se nos olvide que más allá de nuestro trabajo o nuestros obligaciones, la prioridad en nuestra vida debe ser nuestra felicidad. Intenta que tus metas diarias contengan responsabilidades y también algo que te haga sentirte feliz y vivo, algo que tenga que ver con mejorar como persona, o tal vez con tu sueño. Ponerte metas diarias como por ejemplo: “Hablar con una persona que no conozco”, “Mirar un vídeo sobre algo nuevo”, etc. Al ir realizando pequeñas metas cada vez vamos a ir por cosas más grandes. Es la magia de la confianza, es como un interés compuesto. Se va sumando y sumando, esos pequeños esfuerzos nunca se pierden.

Agradece: Muchísimas grandes figuras hablan del agradecimiento como el factor fundamental para lograr las cosas que queremos en la vida, y además, disfrutar el trayecto. ¡Estoy totalmente de acuerdo! Agradecer por las cosas que poseemos aumenta nuestra fe, nos hace colocarnos en un estado de gracia y amor constantes, le mandamos un mensaje al entorno sobre nuestra actitud frente a los regalos de la vida. Demostramos que somos aptos para recibir más y más! Para ver técnica de agradecimiento, a modo de ejemplo, puedes entrar al artículo de “Gracias!”.

Estas son algunas de las claves que van a ayudarte a tener una actitud positiva cada día, levántate de la cama con energía, lee algo de tu interés, ponte objetivos diarios pequeños, , ten mucho cuidado con las palabras que dices y te dicen, y agradece todas las cosas que posees!

Gracias por utilizar tu tiempo para leer este artículo.

Por tu salud y felicidad

Empatía con la vida

Anuncios