¿Qué es para vos, la suerte? ¿Te ayuda constantemente en tú vida? ¿Crees que la mereces? Muchas veces en la vida creemos que las cosas van a pasar sin que hagamos algo para que pasen, si bien hay excepciones. Alguien se hace millonario con la lotería, alguien encuentra al amor de su vida caminando en el parque, hay otro estilo de suerte que nosotros podemos traer a nuestra vida todas las veces que queramos hacerlo. La suerte de la acción. Pero volviendo un segundo al concepto de suerte que tenemos la mayoría de las personas, estoy seguro que este condicionamiento, esta idea que tenemos, es una de las principales razones por las cuales tantas personas esperamos que las cosas sucedan, estamos condicionados por todo nuestro entorno para esperar que algo pase, en lugar de hacer que pase.

Tantas personas esperando que las suerte les ayude en cosas substanciales en su vida, como una relación que ansían tener, como ganar mucho dinero, como terminar su carrera universitaria, y más. En los renglones pasados mencioné una definición aproximada de lo que muchas personas llaman suerte, te pido por favor que la releas antes de observar esto. Lo que quiere preguntarles es, ¿Por qué dejar algo tan substancial como una relación, logros, felicidad en la vida, en manos de algo tan arbitrario como la suerte? Y también, ¿Por qué nos privamos del enorme placer que nos daría el ser mejores personas para conseguir esa relación? ¿El adquirir habilidades para conseguir ese logro? ¿Por qué absurda razón dejaríamos algo que nos puede producir felicidad plena, bienestar, en manos de la “suerte”? Y recordemos, la vida no nos va a dar lo que queramos, lo que deseemos, lo que soñemos. La vida nos va a dar exactamente lo que nos merezcamos, ni más, ni menos.

Yo creo absolutamente en la idea de que la suerte está reservada para los que la buscan, en todos los aspectos, desde lo más básico, hasta emprender sus sueños. Y mientras menos dependas de ella, seguramente más te ayudará. Los que merecen la suerte son generalmente, personas que están tan ocupados yendo hacia adelante, que no tienen tiempo para pensar en que ella los puede ayudar. Pero ahí está, seguramente en algunas situaciones de nuestra vida ya tuvimos determinada “onda verde”. Tal vez en una relación que queríamos conseguir, en algo que queríamos estudiar, en algo que queríamos emprender. Estábamos tan inmersos, concentrados en la tarea o actividad que realizábamos que no pensábamos en que algo del exterior nos ayudará. Hay una frase de George Clason que dice lo siguiente:

“A los hombres de acción les sonríe la diosa de la fortuna”

Todos nosotros, somos criaturas de hábitos. Y muchos tenemos el hábito de mirar la punta del iceberg, de ver los logros, pero no la base. Todas las personas que hoy son exitosas, felices, consiguieron determinados logros que nos gustaría ver en nuestra vida, lo consiguieron trabajando en ello, “poniendo en marcha su vehículo”. No existen excepciones, todo pasa por una razón, causa-consecuencia, nunca falla! Mientras más semillas de prosperidad y felicidad plantemos en nuestro “jardín mental”, más cosas felices y prosperas podremos cosechar, mas felicidad y prosperidad se manifestarán en nuestra vida.

Te presentaré la diferencia que encuentro yo entre los dos tipos de suerte que te dije de manera sencilla:

  • S A         R  (Suerte-Acción-Resultado)
  • A S         R  (Acción-Suerte-Resultado)

Este es el principal y fundamental cambio para empezar a experimentar “suerte”, en su vida. Básicamente es uno de los postulados en lo que también se basa “La ley de la Atracción”. Todos los logros que manifestemos en nuestra vida si bien comienzan en el proceso mental, se logran realizando pequeñas acciones diarias. Y lo de “pequeñas”, es necesario remarcarlo vehementemente. ¿Por qué? Porque muchas personas comparan el capitulo veinte de la vida de alguien a quien quisieran imitar (en cuanto a los logros conseguidos), con su capítulo numero uno. Y eso les da una excusa gigante para no intentarlo, el saber que va a ser un camino largo. ¡Sí! Va a ser largo, pero no te olvides que lo que más va a valer la pena no es el logro en sí, sino en lo que te conviertas para lograrlo! Y eso en lo que te convertís, es un proceso diario.

Hay muchísimas otras técnicas o formas de explicar como la suerte se manifiesta en la vida de las personas, personalmente elijo esta porque es la que está bajo nuestro control. Y nos invita a la acción, que es lo que va a conseguir que logremos vivir nuestro sueño.

Por tu salud y felicidad,

Empatía con la vida.

Anuncios