¿Ves al dinero muy lejos de tu vida? ¿Ves a la felicidad, o al amor, muy lejos de tu vida? Cuando consigues algo que quieres en tu vida ¿Pensas que pronto se va a acabar porque no estás a la altura de eso? La falta de autoestima puede sabotear enormes éxitos personales.

Esta es la historia de Demi Moore, una actriz de primer nivel de Hollywood, es también directora y productora de cine. Seguramente conocemos a esta actriz por la cantidad y calidad de las películas que protagonizó. Es madre de 3 hijas, muy atractiva, posee varios millones de dólares. Todos pensamos que seguramente es dueña de una abultada confianza en sí misma! En absoluto. En una entrevista realizada para la revista Harper’s Bazaar dijo:

” Lo que realmente me asusta es llegar al final de mi vida y descubrir que no soy una persona digna de ser amada, que no lo merezco… Que hay algo que está mal en mí y que nunca nadie deseó que yo viniera al mundo.”

Como mencioné anteriormente, la falta de auto-estima puede ignorar incluso hechos, puede ignorar la realidad. Puede llevarte a crear un infierno en el cielo. Cabe aclarar que este no es un caso único y aislado, la actriz también muy conocida Meryl Streep lo describe de la siguiente manera:

“Piensas, ¿por qué alguien quería verme de nuevo en una película? Si de todas formas yo no sé actuar, ¿por qué estoy haciendo esto?”

Esta es una sensación que puede eludir cualquier tipo de felicidad. Y es algo recurrente en la sociedad mundial. Puede pasarnos con nuestra pareja, con nuestro trabajo, con nuestra felicidad. ¿Cuántas veces perdimos algo por la inseguridad que nos generaba no sentirnos merecedores?

Hay formas para cambiar esto:

El primer paso es reconocer que estás sintiendo esta sensación, no debes engañarte a ti mismo. Es mejor afrontar el problema lo antes posible, antes de que pueda ocasionar estragos en tu felicidad, y en tu vida.
Luego debes cuestionar esa creencia: ¿Por qué no soy merecedor de tener esto? ¿Qué es esa voz en mi cabeza que está intentando sabotear mis resultados? Hay un gran ejemplo sobre esto, recordando lo que Jim Rhon, (Orador, filósofo, experto en ventas y desarrollo personal) dijo en uno de sus seminarios:

“hace poco recibí una llamada, yo estaba semi-retirado, buscando la próxima playa exótica que podría visitar. Y cuando recibí esta llamada me dijeron: “Nono señor Rhon, tenemos un trabajo para usted, queremos expandirnos internacionalmente y necesitamos su ayuda…” También me comentaron. “Venga con nosotros, de un paseo unos años, sumé unos millones a su fortuna.” Y yo dije: Esta bien, ¿por qué no?

Cuando colgué pensé: ¿Cómo es posible que haya recibido una llamada de unos millones de dólares? ¿Por qué me llamaron a mi? Y luego me dije a mí mismo: Claro que me llamaron a mi. ¿A quién más llamarían? Yo puedo hacer el trabajo.”

Jim Rhon es una de las personas más recordadas en Estados Unidos por su aporte al desarrollo personal de millones de personas, directivo de Herbalife. El falleció el 5 de diciembre de 2009, dejando un gran legado detrás de el.

Cite esta charla de Jim para poder demostrar cómo ese sentimiento de “no ser merecedor” puede ser removido. Cuestiona esos pensamientos, pregúntate: ¿Cuándo decidí que yo no era tan inteligente como para tener esto? ¿Cuándo decidí que no pueden amarme tanto como lo hacen? ¿Cuándo decidí que no puedo hacer lo que amo? La ley de la polaridad dice que no puede haber dos cosas, en el mismo lugar, al mismo tiempo. La luz substituye a la oscuridad. La consciencia reemplaza a la inconsciencia. La felicidad toma el lugar de la tristeza.

Para que las cosas cambien, vos tenes que cambiar.

Empatía con la vida

Anuncios