Napoleón Hill, famoso escritor y filósofo estadounidense, define esto como una de las seis riquezas a las que una persona debería aspirar para lograr una Buena Vida. Me gustaría hablar un poco sobre esto, simplemente dar una idea que podría ser de utilidad:

”Cada persona en el Universo se debe hacer la pregunta más importante de su vida: ¿Vivo en un Universo amigable o vivo en un Universo hostil?” – Albert Einstein

Los temores y las preocupaciones se generan por pensar que el universo entero no quiere que consigamos lo que queremos. Por pensar que las personas, las circunstancias, e inclusive yo mismo, estoy en contra de lo que quiero. Este es un universo hostil, que va a hacerme sufrir, pelear, maltratar, sobrevivir. Esto es lo que pasa realmente en las mentes de las personas que tienen problemas o temores. El porqué tantas personas creen esto es realmente un enigma, por lo menos para mí.

Yo pienso que la simple recompensa que sentimos, cuando damos, crecemos, compartimos, amamos, debería bastarnos para reconocer que estamos en un universo amigable. Pero para algunos no es así, la mayoría de las personas creen que el universo, debería darle lo que quieren ahora y sin merecerlo. Un universo amistoso, bajo mi perspectiva, no haría esto. Este maravilloso mundo en el que vivimos quiere darnos todo. Por esa razón, no nos va a dar lo que queremos hasta que nos lo hayamos ganado, ¿Por qué nos evitaría la magnífica sensación de gozo que nos da ganarnos lo que queremos? Es un universo amistoso, no es capaz de hacer eso.

Hay grandes recompensas en el mundo amistoso, algunas de estas son: Buena salud, Paz mental, Actitud mental positiva, Riquezas materiales de tu elección, Buenas relaciones y Amor.

Una frase espiritual que recomendó el Dr. Wayne Dyer, es la siguiente:

“Todo lo que quiero, que está alineado con mi espíritu, esta en camino.”

La única forma de poder creer en esta frase es creer en que vivimos en un mundo amigable, un mundo en el que podemos tener y hacer lo que queramos. Ese es realmente el verdadero mundo. La naturaleza lo demuestra, la abundancia de todo. Puedes esperar que una flor crezca si la riegas y le das su debido tiempo, pero no puedes esperar que esa flor intente tomar el territorio de otra flor para crecer más rápido, no puedes esperar que se esfuerze por ser más brillante que la flor que tiene a su lado. Lo único que ella hará es crecer un poco más, día a día, superándose a ella misma. Hay muchísimas personas que supieron alinearse con este mundo amigable, y así conseguir todo lo que quisieron, entre ellos: Buddah, Albert Einstein, Wayne Dyer, Pablo Picasso, Wolfgang Amadeus Mozart, Nelson Mandela.

La dificultad de esto puede ser la siguiente, como dijo Einstein: Es una pregunta, una simple decisión. Y el gran problema de esto es que la mayor parte de la sociedad actual vive en un universo hostil. Todos esperan que la persona de al lado suyo se ría de el, que su compañero hable mal de él a sus espaldas, que llueva el día que a él le gustaría un poco de sol, que nuestra pareja nos engañe. Y una lista interminable de etcéteras.

Pero como todo gran problema, conlleva una gran oportunidad. Las personas que comiencen a vivir en un universo amistoso, se separarán de la gran multitud. Se alzarán entre todas las almas perdidas que se encuentran repletas de celos, envidia, avaricia, preocupación, miedos. Todos formamos parte del gran problema, por lo tanto, todos tenemos la gran oportunidad. Las personas que se vivan en un universo amigable comenzarán, poco a poco, a sobresalir. Podrán pedirle a la vida lo que quieran tener, y conseguirlo, podrán sentarse al lado de este mundo amigable y charlar sobre cuán fácil es vivir. Podrán ser lo que elijan ser, y lo serán. Porque ellos no batallan contra un universo hostil. Ellos, nosotros, vivimos en un universo que nos quiere ayudar (y nos da muchas señales que normalmente ignoramos). No hay posibilidades de fracaso para la persona que sepa vivir en este universo. Todo va a llegar, y ella misma sabrá cuando merece recibir lo que quiere.

Ahora, ¿Vivís en un universo hostil, o vivís en un universo amigable?

Anuncios