Me gustaría dar una opinión sobre esta famosa oración del libro más sagrado de la humanidad. Creo que haya una gran confusión y divagación alrededor de lo que significa esta frase. Recientemente encontré en viejas anotaciones de un libro, la siguiente cita:

“Si pedís a Dios por una familia más unida, ¿crees que Dios te daría eso? O, ¿te daría las oportunidades para que formes una familia más unida?”

No recibimos y no recibiremos (según mi opinión), milagros a diario. Creo que tenemos unos pocos milagros garantizados que van distribuirse a lo largo de nuestra vida. Lo que sí tenemos a diario son oportunidades.

Por ejemplo, a la mayoría de las personas les interesa tener una buena apariencia física. Ilustremos la teoría:

Te encuentras haciendo dieta para conseguir esto que querías, de repente alguien te ofrece un delicioso chocolate… Seguramente la voz en tu mente te repite: “¡Cómelo! Es solo un pedacito, luego puedes continuar con la dieta.” Pero también, y aquí está la oportunidad de la que hablo, hay otra voz que te dice: “Eso no es lo que en realidad quieres”.

No estoy seguro de lo que vos pienses sobre el tema, pero no creo que Dios, Universo, Energía, como quieras llamarlo, envíe un rayo para que caiga en tu mano y destruya el chocolate. Es un gran universo y siempre te dará oportunidades y libertades para que hagas lo que vos quieras hacer. Esto es bueno para las personas que están decididas de lo que quieren, por eso triunfan. Pero no es bueno para las personas que no saben lo que quieren, por eso fracasan.

Este razonamiento se puede aplicar a todos los logros que vos quieras alcanzar en tu vida. ¡Espero que esta pequeña idea te sea útil! Puedes subscribirte a nuestra página aquí debajo para recibir un mail cuando publiquemos algún artículo nuevo. Nuestra meta es ayudar a que puedas tomar control de tu propia mente, y utilizarla para tu beneficio.

¡Gracias por tú tiempo!

Anuncios