Si estás leyendo un artículo de este tipo, seguramente tendrás algún tipo de ideal. De lo que querés alcanzar. En este artículo explicaré un pequeño error que si bien pasa inadvertido por la mente consciente, puede estar actuando de barrera entre lo que tenés, y lo que querés.

Es sencillo y profundo. Supone por un segundo que alcanzas ese deseo, sea lo que fuere. Sitúate en este momento por unos minutos… Es necesario que ese ideal tenga determinados pensamientos, emociones, y acciones que coincidan con el. La pregunta sería: ¿Cómo piensa, siente, y actúa la persona que tiene eso que quiero? Y que, obviamente, en este momento no son los pensamientos, emociones, y acciones que vos estás teniendo regularmente. Si fuera así, tu deseo sería ya, una realidad.

Para un mejor entendimiento, daré un ejemplo que el Dr. Wayne Dyer utilizó en un programa que impartió. Es un diálogo entre el y una pasajera con la que tuvo la oportunidad de compartir un viaje:

Dr. Wayne: ¿A qué se dedica?

Pasajera: Soy fotógrafa, fotografío en bodas, eventos…

Dr. Wayne: ¿Y cómo le va con eso?

Pasajera: Bueno, ¡me encanta! Pero no me haré rica con eso… Es decir…

Dr. Wayne: Pero… ¿A usted le gustaría ser rica?

Pasajera: ¡Pues claro que si! ¿A quién no le gustaría ser rico?

Dr. Wayne: Entonces, déjeme tener esto en claro… Usted quiere ser rica, pero sus pensamientos acerca del trabajo que hace y que ama hacer son: “No me haré rica con eso…” ¿Esto es así?

Este es un ejemplo claro de cómo funcionan estas escalas emocionales en la vida de cada persona, en el día a día. La pasajera de la historia quería alcanzar determinado deseo (hacerse rica), pero sus pensamientos, emociones, y acciones actuales la estaban alejando en vez de acercarla a eso que quería. Para que ese deseo se haga realidad uno debe tomar los pensamientos, emociones, y acciones que ese deseo requiere ahora.

Una persona podría decir: “¡Claro que me encantaría tener un excelente estado físico!” Mientras come un muffin. Está en su derecho de desear lo que ella quiera. Pero sólo logrará conseguirlo cuando sus pensamientos, emociones y acciones sean los de una persona que ya se encuentra en un excelente estado físico.

En algunos temas, como es el estado físico, esto es bastante obvio. Pero en temas más profundos como el dinero, el amor, y encontrar lo que amas hacer, esto es muy ignorado. Una persona que tiene dinero, ¿Diría: “Nunca me haré rica”? Es claro que no, por lo tanto, esa persona no tendría pensamientos, emociones, o acciones de escasez.
Una persona que quiere encontrar lo que ama hacer, no puede pasar sus días estancado en la duda, la inseguridad, y el estrés. Porque haciendo eso está girando en un laberinto sin salida constantemente, las mismas causas y consecuencias se van repitiendo, una y otra vez. Debe mostrarse seguro ahoray saber, que eso que está buscando, está a punto de aparecer en su vida. Las buenas ideas no pueden aparecer en una mente que está en guerra consigo misma.

Me referí a este pequeño ejercicio como escala emocional porque, más allá de que haya mencionado los pensamientos, las emociones, y las acciones… Las emociones son el factor determinante, que influye en los pensamientos y las acciones. A medida que vayas escalando y ascendiendo por los escalones emocionales, y te acerques a las emociones que están en la misma escala de tu deseo, este mismo deberá producirse. No hay duda de eso.

Espero haber expresado con claridad esta idea. Por cualquier consulta podes contactarnos, o dejar algún comentario.

¡Muchas gracias por tú tiempo!

Equipo Empatía con la vida

Anuncios