La idea de hacer este artículo me nació por la gran cantidad de personas que se encuentran varadas en la búsqueda de su misión de vida, o de su pasión, como otros suelen llamarle. También me interesa escribir sobre esto porque es algo que yo mismo pase, y se por experiencia propia, lo que genera ese estado mental de duda, y frustración. La realidad es que hay cientos de artículos, y libros, que describen formas para encontrar esta misión… En este artículo me dedicaré a mostrar el paso previo a esos conocimientos que se nos ofrecen, ya que personalmente todos esos cientos libros que mencione anteriormente, si bien parecían lógicos y útiles, no llegaron a generar que encuentre eso que buscaba en su momento, mi pasión. Hoy puedo decir que vivo mis días con pasión, y se lo que quiero, lo conseguí. ¡Espero que estas ideas te sean de utilidad!

Intentaré dar soluciones concretas, conocimiento hecho para aplicarse… Ya que particularmente no estoy de acuerdo con la idea: “el conocimiento es poder”. Creo que el conocimiento, como dijo en uno de sus escritos Napolen Hill, es un posible poder. El conocimiento especializado aplicado hacia un fin definido, es un gran poder.

Para empezar, la mayoría de los conocimientos son racionalmente correctos, pero los humanos somos seres emocionales. No podemos descubrir nuestra misión pensando, vamos descubrirla, sintiendo. Por lo tanto, persona que desee encontrar un rumbo claro en su vida, debe primero, calmar las aguas de su mente, debe sentirse bien. La constante búsqueda de esa quimera que es la misión de tu vida, puede, y a menudo lo hace, llenar tu mente de dudas e indecisión sobre el único momento que realmente existe, el ahora. Como expresamos en una de nuestras frases:

Es necesario para poder cumplir este primer paso, dejar de insistir en que los pensamientos que estamos reteniendo en nuestra mente son necesarios o útiles. Las ideas son el inicio de todo, y no debemos retener las que no nos hacen sentir bien. Los conocimientos convencionales sobre esta búsqueda de la misión son muy superficiales, según mi entendimiento. Intentar dar un remedio a alguien que no está en condiciones de consumirlo. Para encontrar tu pasión, debes estar preparado para ello. Y, como lo dijimos en nuestro artículo de “La escala emocional“, la persona que esta preparada para descubrir su pasión, no se encontraría nunca a sí misma llena de dudas e indecisión sobre su pasión. Debes actuar con la seguridad de esa persona… Sentir, y ser. Una persona que se encuentre en este estado mental de duda e indecisión solo necesita una cosa: salir de él. La siguiente idea puede ser de mucha utilidad para esto:

Lo que estás haciendo, es lo que se supone que debes estar haciendo. No existen las casualidades en un mundo que está regido por una inteligencia organizada, que hace que el sol se oculte y la luna aparezca, todos los días. Que hace que tus uñas sean un poco más largas hoy de lo que lo eran ayer. Que también se encarga de que tus circunstancias estén en armonía con tus emociones. Imagínate lo que sería si esta inteligencia se preguntará todos los días: ¿está bien lo que estoy haciendo? Un día saldría la luna en la mañana, y el sol en la noche. Te darías cuenta que tus uñas están más cortas esta semana que la anterior. Estarías pensando en lo penosa que es tu vida y tendrías circunstancias muy beneficiosas… ¿Cómo? ¡La vida no funciona así! Claro que no, porque esta inteligente organizada sabe que lo que se encuentra haciendo, es lo que se supone que debe hacer, no conoce lo que significa el estado mental, propio del ser humano, de la duda. ¡Que diferente sería la vida de muchísimas personas si pusieran un simple objetivo, y se dedicarán a cumplirlo, sin pensar en la posibilidad de no hacerlo! Como dijo en su famoso discurso en Stanford, uno de los grandes innovadores de la historia, Steve Jobs:

No puedes conectar los puntos mirando hacia adelante; solo puedes hacerlo mirando hacia atrás. Así que tienes que confiar en que los puntos se conectarán de alguna forma en el futuro. Tienes que confiar en algo: tu instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea. Porque creer que los puntos se conectarán luego en el camino te dará la confianza de seguir tu corazón, incluso cuando te conduce fuera del camino normal, y eso hará toda la diferencia.”

“… seguir tu corazón…”  ¡Que idea tan importante! Le prestamos atención a tantos detalles en esta vida: nuestras posesiones, lo que otras personas piensen, lo que no hice en el pasado, lo que sí hice, etcétera. Que insignificantes serán todos estos detalles cuando lleguemos al final de nuestra vida, y nos preguntemos: “¿Fui todo lo que pude ser?”

Como dije anteriormente, yo también tuve muchas dudas sobre cuál era mi misión en esta vida… Hoy sé que la he encontrado. Esto se debe a que yo aclare mi mente y la idea llegó, cuando tenía que llegar, cuando yo estaba preparado para recibirla. Empecé a vivir mi vida con intensidad, pensando y actuando en las cosas que me gustaban. Y, de repente, la idea de una misión o de que realmente estaba haciendo algo que me encantaba, destelló en mi mente. ¡Ni siquiera pensaba en la idea de una pasión o misión hasta ese momento! Ahora puedo saberlo, ¿cómo? Porque solamente es posible conectar los puntos mirando hacia atrás. 

La vida debe ser vivida intensamente, los puntos se conectaran en el futuro. Para las personas que están buscando su pasión, o misión… no sigan buscando remedios u soluciones en técnicas, historias, libros. No van a encontrarlo ahí afuera, van a encontrarlo en una inmensa emoción que sientan dentro de ustedes mismos. Y van a ser capaces de sentir esta emoción cuando empiecen a vivir en el ahora. La meditación puede ser muy útil para lograr esto.

La vida es corta. Es necesario aprender, lo antes posible, a vivirla. Como hemos explicado y justificado en muchos artículos: todo empieza con una idea, y esa idea depende de nuestro estado mental. Si transitamos nuestra vida en un incorrecto estado mental, recibiremos muy pocas o ninguna idea útil para nuestro éxito. Cualquier tipo de éxito.

¡Muchas gracias por su tiempo! Para la persona que tenga un minuto más, dejo un pequeño mensaje aquí debajo, que me gustaría que leyeran.

Equipo Empatía con la vida.


En este último año aprendí muchas cosas, una de las que tengo más marcada en mi personalidad actualmente: hacer un buen trabajo. Dar el 100% de mi en cada cosa que haga. Por este motivo, realmente quiero ser de ayuda para el lector. Quiero que la persona que lea estos artículos, encuentre buenas ideas, y las aplique. Ese es el fin último de todo aprendizaje. Las instituciones educativas, en mi opinión, nos sugestionaron demasiado para adquirir conocimientos generales, y no nos enseñaron u incitaron a aplicar esos conocimientos. Creo que es una falencia que muchas personas sufren hoy en día. Para no irme de la idea, el fin tras estas ideas es que el lector use este conocimiento para tener una mejor vida. Todo tipo de conocimiento debería adquirirse con ese fin. Me sería de mucha utilidad recibir un feedback, de las personas que puedan tomarse el tiempo para darlo. Con el fin de poder dar un mejor servicio, puede hacerlo aquí debajo. Desde ya, ¡muchas gracias!

 

 

Anuncios