Pensamiento es otra forma de llamar a tu destino.

“Lo que va a ser”, raramente termina coincidiendo con lo que es. Tan misterioso nos parece el mañana, que no podemos reconocer que cuando nos levantemos el próximo día el mañana habrá llegado. Y el tan enigmático destino, se habrá desdoblado en el presente nuevamente, sin traer en el ninguna sorpresa. En este texto tengo la intención de esclarecer la visión de la persona sobre lo que ve para su destino, para así poder eliminar la procrastinacion, y hacer que su presente se convierta en su destino.

La vida es simple: una sucesión de momentos presentes, que vivimos a raíz de nuestras decisiones. Este proceso se repite constantemente a lo largo de nuestra vida. En esta definición notarás que no se ha incluido la palabra destino en el despliegue de la vida. Eso es porque el destino es una consecuencia de nuestras decisiones en esta sucesión de momentos presentes. El destino es una consecuencia, no una causa. El destino es tan frágil que una simple decisión en este momento puede alterarlo por completo.

Si bien este tema es de conocimiento general, no es de entendimiento general. Una persona no aplica necesariamente lo que sabe, pero es mucho más probable que aplique algo que entienda. Por ejemplo:

“Alégrate porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora”

– Buda

Si usted forma parte de la gran masa de la sociedad actual, seguramente conocerá la información, la aceptara, pero: ¿la comprende? Si aún no lo hace, no espere hacerlo mañana. El mañana nunca llega porque, lógicamente, no existe. Tenemos la capacidad de crear cosas que no existen, es cierto, gracias al magnífico poder de la imaginación. Pero en este caso, estamos utilizando nuestra habilidad de una manera errónea. La virtud es real cuando se pone al servicio de nosotros, no cuando estamos al servicio de ellas. Usted debe comprender para poder hacer uso de la verdad.

¿Cuántas veces ha pensado en su destino? La gran verdad es esta: nuestros pensamientos son la arcilla con la que esculpimos nuestro destino. ¿Usted puede tener pensamientos a futuro? ¡No! Usted no puede saber con exactitud lo que pensara mañana durante el transcurso de su día, y mucho menos dentro de un mes, un año, una década. Hay un sitio, y un momento en el que usted puede controlar sus pensamientos, como lo dijo Buda: “todo lugar es aquí y todo momento es ahora.”

Esta afirmación es muy importante para comprender: su destino no pertenece al futuro. Su destino se desdobla constantemente en la sucesión de momentos que usted vive a raíz de sus decisiones. El presente nunca deja que el destino, o el futuro, le gane la pulseada. Su entera vida es una prueba de ello. ¿Cuántas veces llegó su destino y pasó tan comúnmente que no valió la pena recordarlo? La única verdadera utilidad que tiene la formación de una imagen de nuestro destino es que nos induzca a tomar decisiones ahora, para así controlar nuestra sucesión de momentos en el presente. Si usted está pensando en un destino penoso (en cualquier sentido), debería considerar lo que se está haciendo a sí mismo. En la imagen de un destino penoso, hay malos pensamientos aquí y ahora. En la imagen de un destino próspero, hay buenos pensamientos aquí y ahora.

Para terminar, lo que me gustaría que adquieran de la lectura de este artículo es la responsabilidad con este preciso, y precioso momento. Lo que usted puede llamar destino o futuro solamente es útil si lo induce a controlar con poder las decisiones presentes. Si es así, ¡utilícelo! Pero si usted está utilizando su destino o futuro para limitarse a sí mismo, en cualquier sentido, está saboteando sus propios resultados. La vida no le dará nada que usted no crea merecer. ¡Exija lo que quiere, y no acepte nada menos que eso!

Para tener una vida exitosa, más allá de lo que usted considere éxito, debe incluirlo en su rutina diaria. La única manera de tener, primero es necesario ser. Pinte la imagen del éxito en su “destino”, pero vívalo a diario. Porque, tarde o temprano, nos damos cuenta que no se trata tanto de encontrar, como de buscar. La enorme felicidad está en el camino, y la descubriremos aquí y ahora.

¡Gracias por su tiempo!

Si quiere recomendarnos alguna temática para un artículo, o hacernos llegar su feedback, puede hacerlo aquí debajo:

Anuncios