La vida es muy misteriosa, el simple hecho de que venimos a este mundo por un cierto periodo de tiempo, debería ser enigmático de por sí para nosotros. ¿Qué debemos hacer aquí? ¿Por qué tenemos esa fecha límite? Hoy me gustaría posar mis palabras alrededor de un interesante hecho:

Muchas investigaciones, incluso nuestras propias experiencias, y el sentido común, demuestran que muchas veces el éxito le llegaba a una persona un paso más allá de lo que él pensaba que había sido su mayor fracaso. No quiero sonar poco práctico para el lector, tal vez si pudiera hacer memoria y buscar entre sus recuerdos pueda comprender a lo que me refiero… Muchas veces las circunstancias, lo que podemos denominar casualidades, corazonadas, señales, nos empujan a hacer algo que normalmente no haríamos. ¿Qué es esa misteriosa fuerza que acude en ayuda de las personas que saben lo que quieren, y están comprometidas a conseguirlo? ¡Es una pregunta que estaré deseoso de hacer al creador!

Las personas que fijan un deseo, se esfuerzan por conseguirlo y sufren algunas clases de derrotas temporales, o incluso fracasos, reciben de repente, una compensación. ¿Puede pensar en circunstancias similares en su vida? Mi deseo con estas palabras es calar hondo en las emociones del lector, y desarrollar su poder. Un poder que proviene del propio control y esfuerzo dirigido de su mente. Lo que yo adopte como mi misión en la vida, o como usted guste llamarlo, es poder transmitir estas ideas al lector de una manera persuasiva. No debería entenderse persuasión como manipulación, de ninguna manera, las ideas descritas aquí serían para su beneficio, en mi recaería el beneficio emocional de dar un buen servicio, que sea útil para otras personas.

Volviendo al tema de este artículo, tal vez su mente ya haya tenido tiempo de traer a su conciencia esos momentos en los cuales recibió esa ayuda, una corazonada, una sensación de seguridad. Me gustaría que se sitúe en ese momento, ¿cuáles eran sus pensamientos? ¿Sentía una extraña energía recorriendo su cuerpo? Creo que usted ya está entendiendo a lo que me refiero, solo es necesario soplar las brasas para avivar el fuego. Combinemos las dos ideas que enuncie hasta ahora: El misterio de porque estamos aquí, y la fuerza misteriosa que ayuda a las personas que están a punto de claudicar en la búsqueda de sus sueños.

¿Podría ser que haya alguna relación entre el misterio del porqué y la oportuna ayuda que recibimos? Me gustaría decirle que tengo pruebas científicas sobre esto, aunque sería faltarle el respeto a usted y a mí mismo. La prueba la encuentro, por mi propia experiencia, a nivel emocional. Creo que todos podemos encontrar las verdaderas respuestas de esta manera, aunque estas puedan ir generalmente en contra de lo que pensamos, y de lo que piensan los demás. El espíritu habla en formas imperceptibles para niveles bajos de conciencia, en la medida que nos acerquemos más a el, entenderemos más y más su forma de comunicación.

Si nuestro sueño es bueno para nosotros mismos, y para los demás, ¡tenemos la responsabilidad de llevarlo a cabo! Como dijo Albert Einstein: todo lo demás, son detalles.

Quiero dejar claro que no me refiero a ninguna religión, ni tipo de credo en particular. Estoy a favor de la libertad de cada persona de crear su propia realidad a partir de las cosas en las que elige creer. Nuestra realidad siempre termina siendo aquella que nosotros aceptamos. Si su realidad no es lo que usted desea a nivel consciente, puede estar seguro que no es la idea que su subconsciente está recibiendo. ¡Despierte! La fecha límite es inevitable, ¿qué está esperando? La vida es una colección de momentos presentes, no es más que eso.

Tal vez la muerte sea el mejor invento de la vida, porque sin él no tendríamos la necesidad, ni la motivación, para tomar las decisiones realmente importantes. Y tal vez, esa ayuda misteriosa que recibimos, es nuestro verdadero ser, indicándonos el camino correcto. Nuestra vida no nos pertenece solamente a nosotros, la manera en la que influimos en cada persona con la que nos relacionamos tiene el poder de crear felicidad, o de expandir la falta de ella. Somos una parte del todo, seríamos mucho más felices si entendiéramos eso.

Para finalizar, hay una idea que quiero que lleve a su consciencia, ya que puede serle de mucha utilidad: ¡No crea en las casualidades! Cada vez que estás ayudas, coincidencias, corazonadas, aparezcan en tu vida, ¡agradece! Incluso puedes hacerlo antes de que estas aparezcan. No te permitas olvidar que el mundo mental es el mundo de las causas, y el mundo físico es simplemente un mundo de consecuencias. Las posesiones empiezan primero en la mente.

Estas escribiendo una obra, que tiene una fecha límite de entrega. La escribes día a día, en cada momento. No seremos juzgados por nadie, más que por nuestra propia conciencia. Puedes ser joven, de edad media, o un anciano, ¡poco importa! No puedes borrar lo que está escrito, pero puedes escribir con trazo grueso lo que va a pasar, aquí y ahora.

“Déjense ser vistos en toda su gloria.”

¡Gracias por su tiempo!

Anuncios