¡Hoy queremos proponerte un desafío! Queremos requerir 5 minutos de tu tiempo para pensar seriamente en una idea: ¿hay algún deseo que quieras alcanzar, y hayas estado posponiendo?

¿Sabías que el 98% de las personas nunca desarrollo la suficiente confianza en sí mismo, para ir tras las cosas que quiere?

¡Esta cifra es inmensa! Debo aclarar que esta es una investigación que se ha realizado hace algunos años, de la cual no poseo la fecha exacta. Sin embargo, mi intuición me dice que esa cifra no ha variado en la actualidad, al menos no significativamente. La razón más lógica es que estas cifras se vienen repitiendo desde el comienzo de la utilización del dinero, hace ya muchísimo tiempo. ¡Las cifras no varían hace siglos! (Como mínimo). Este hecho da por entendido que hay personas que transcurren su entera vida viviendo por debajo de sus posibilidades. Esto es trágico. 

Esto es lo que podrían denominarse: realidad. Pero ansío hacer una importantísima aclaración: esta realidad perdura porque cada individuo la sigue aceptando amablemente en su propia mente. Como un día Edison creó la bombilla eléctrica, la realidad cambio por completo hasta tal punto que nos afecta significativamente hoy en día. Edison murió, pero su idea aún sigue viva e iluminando gran parte de este diminuta Tierra. Este cambio de realidad se produjo en la mente de una persona, ¡no pase por alto esta aclaración! La única forma de cambiar esta realidad, es cambiar la otra realidad, la que la genera.

Thomas Alva Edison cambió la historia de la humanidad creando una realidad en su propia mente, y luego llevándola al mundo. Todas las personas que usted o yo podemos considerar grandes, han utilizado el mismo proceso que Edison utilizó. Ahora bien, usted no debe ser un inventor para poder aprovechar estos acontecimientos. ¡Cree su propia realidad!

¡Esto no se trata de un cuento de Alicia en el país de las Maravillas! Estamos tratando con hechos. Estos hechos son tan claros y precisos que cada uno de los objetos materiales que usted pueda observar en su vida diaria son una prueba de la existencia de este proceso intangible.

Volviendo a la cuestión de este mensaje: ¿hay algún deseo que quieras realizar, y hayas estado postergando? ¡Es hora de tomar acción! Podrás completar los espacios con tu imaginación o será más efectivo si utilizas un lápiz y un papel:

Deseo:
…………………………

Tres ideas posibles para adquirir este deseo:
………………………….
………………………….
………………………….

Plan de acción:
…………………………

El proceso es sencillo. Describe exactamente qué deseas, debe ser preciso, ya que el objetivo es poder reconocer cuando lo has alcanzado. Siéntate y piensa seriamente en tres posibles ideas que te ayuden a conseguir ese deseo. Notarás que es más fácil hacerlo que pensarlo, simplemente siéntate y puedo asegurarte que las ideas fluirán a tu consciencia. Luego toma una de las tres ideas y describe un plan de acción, en el cual deberías realizar una o más acciones diarias que te acerquen a la obtención de tu deseo. Es importante aclarar que el plan no tiene porque ser correcto, o lógico. ¡Siempre puede cambiar sus planes! Edison debió cambiar sus planes más de 10.000 veces para conseguir su deseo, puedo asegurarle que usted no necesitará tantos.

Me urge expresar determinadas sugerencias: este es un proceso simplificado de cómo se puede transformar un impulso del pensamiento en su homologo físico. Que puede ser increíblemente útil para deseos sencillos (dinero, relaciones, objetos materiales, etcétera). Si usted está detrás de una meta considerable o de su misión de vida, debería conseguir un libro relacionado con este tema (hay cientos de ellos).

Para terminar y dejar que usted aplique este ejercicio, le diré algo que puede serle de utilidad. Si usted duda de llevar a las acciones sugeridas, por creer que no será efectivo, permítame recordarle que este proceso está basado en hechos. Sus razonamientos pueden ser defectuosos, ya que dependen en gran medida de su estado ánimo. Por lo tanto, estaría basando sus acciones en pensamientos erróneos, la subjetividad es pésima si nuestro deseo es conseguir resultados. Este proceso es objetivo, no tiene favoritos, y no le importan las opiniones de sus vecinos o familiares. Seguirá funcionando, aunque usted decida aplicarlo, o decida no hacerlo. En último término, es su decisión. Para tomar esta decisión, se necesita coraje. 

¡Toda nueva decisión requiere coraje! Por el simple hecho de que las pasadas decisiones han formado un presente acorde a ellas: las personas, amigos, compañeros, habitos, etcétera. Todo lo que tenemos hoy se formó a raíz de estas viejas decisiones, solamente una decisión basada en el coraje puede hacer que usted saque un verdadero provecho de este proceso que comentamos. Este proceso por el cual uno se deshace de viejos resultados, y experimenta los nuevos. Un motivo, o en otras palabras, un deseo ardiente, es necesario para fomentar este cambio de actitud.

Quiero aclarar una vez más que este proceso está simplificado con el objetivo de serle de utilidad a las personas que creen no tener tiempo para leer un libro, o asistir a un curso. Si podría recomendarle un libro en el cual este proceso se encuentra exquisitamente detallado este sería: Piense y Hágase Rico, de Napoleon Hill.

¡No siga postergando sus deseos! Elimine la procrastión, y comience con este pequeño ejercicio que le recomendé. Podrá encontrar en nuestros artículos muchas ideas que pueden ayudarlo a mantener este estado mental necesario para lograr la realización su deseo.

¡Muchas gracias por su tiempo!

Empatía con la Vida. El pensamiento correcto.

Anuncios