¿Cuál es el primer pensamiento de tu día?

Mediante el estudio y la experiencia he ganado consciencia sobre una curiosidad que experimentamos casi todos los días de nuestra vida. Entendí las declaraciones de las personas que decían, y dicen, que mediante el control de este ejercicio se podía definir, mediante la fuerza de voluntad, el estado de ánimo con el que empezamos nuestro día.

“Cómo comienzas tu día es cómo vives tu día. Cómo vives tu día es cómo vives tu vida.”

-Louise Hay

¿Por qué?

Cuando te levantes por la mañana podrás notar que, a menos que hayas tenido un sueño agitado (a raíz de una fuerte experiencia emocional), tu mente se encuentra en un profundo silencio. Esto se debe a que la mente consciente, el parloteo involuntario que experimentamos durante nuestro día, está aún inactivo. En este momento tenemos un acceso mucho más directo a nuestra mente subconsciente, donde se producen todas las reacciones emocionales que son producto de los pensamientos que acumulamos en nuestro pasado.

Este silencio es una oportunidad. Algunas enseñanzas espirituales apuntan a que el periodo para retener un pensamiento y que atraiga otro de la misma clase se estipula en unos 18 segundos. Si no cree en esto, y respeto que no lo haga, realice el ejercicio y viva su propia experiencia. Sin embargo podrá comprender que al empezar la mañana pensando en algo malo, su nivel de energía es bajo, y usted sigue recibiendo de alguna extraña y misteriosa manera, pensamientos relacionados con esa sensación de malestar.

Se ha demostrado científicamente que los pensamientos son energía. Algunos nos debilitan a través de emociones negativas. Otros nos fortalecen a través de emociones positivas.

“Cuando te levantes por la mañana, piensa en el precioso privilegio de estar vivo, respirar, pensar, disfrutar y amar.”

-Marco Aurelio

La dificultad para realizar el ejercicio va a estar determinada en gran medida por el carácter que usted haya formado hasta este momento. Si su mente subconsciente está teñida con una gran cantidad de hábitos de pensamiento negativos, será más laborioso que en el caso contrario. La razón es que si sus hábitos de pensamiento son predominantemente negativos, incluso luego de haber dormido ocho horas se levantará con un nivel de energía muy bajo.

Ejercicio:

Como ya lo habrá deducido, la acción a realizar es cada día antes de acostarse en la noche y al levantarse por la mañana, sin importar qué tipo de circunstancias negativas pueden haber tomado lugar en su vida, ¡piense en las cosas que quiere de manera profunda! El rezo es una manera de accionar sobre esta idea. ¡No piense en lo que no quiere! No importa lo justificado que pueda parecer hacerlo, no lo haga.

¿Por qué? La razón es sencilla. Formamos nuestro carácter mediante los pensamientos que cargamos con emoción día a día. Si una persona piensa en lo que no quiere y se siente mal por ello, está cumpliendo el mismo proceso que la Ley Natural establece, y tendrá lo que le corresponde. Cosechará lo que siembre y recibirá aquello en lo que crea.

Consejos:

Puede serle de mucha utilidad sugestionar su habitación de manera positiva para mantener esta idea rondando en su ambiente. Elija algunas frases que estimulen su mente de manera positiva y colóquelas donde pueda verlas cada noches antes de acostarse y cada mañana apenas se levanta. Léalas en voz alta, piense y sienta en lo que quiere.

Es posible que los primeros días no sienta un cambio muy profundo, también es posible que si lo haga. Lo que es seguro es que eventualmente notará un enorme cambio en la energía que siente al levantarse, y en la medida que se controle a usted mismo a lo largo del día, también experimentará la energía. Si usted se levanta todos los días de su vida con una baja energía, debe considerar seriamente la causa y expulsara la de su mente.

“Mi fórmula para vivir es bastante simple. Me levanto por la mañana, me voy a la cama en la noche y en medio, doy lo mejor de mi mismo.”

-Gary Grant

No deberías pensar que esto es una técnica superficial de optimismo. Claro que tienes la libertad para hacerlo, muchos lo hacen. Sin embargo, este es un profundo y simple conocimiento que puede mejorar considerablemente la calidad de tu vida. Una mente cerrada no puede admitir nuevas ideas, aunque ellas sean buenas. Una mente cerrada ha decido consciente o inconscientemente dejar de crecer. Y la vida es crecimiento. 

¡Esperamos que disfrutes de los resultados! Y no olvides:

“La gente dice a menudo que la motivación no suele durar. Tampoco lo hace el baño, por eso se recomienda hacerlo todos los días.”

-Zig Ziglar

¡Acción perseverante!

Gracias por tu tiempo.

Empatía con la Vida. El pensamiento correcto.

Anuncios