“Hay personas que se escandalizan ante la idea de no dar de comer a sus familias durante una semana. Sin embargo, son las mismas personas que podrían pasar meses, años, e incluso una vida entera, sin otorgar a sus seres querido amor y aprecio honesto. Estos últimos son el alimento espiritual de una persona, igual o más importante que el alimento físico.”

-Dale Carnegie.

Solo unas palabras; eso es todo lo que se necesita para encender la llama del logro en la vida de otra persona. No hay hombre o mujer sobre la faz de la tierra, que no haga un mejor trabajo bajo un ambiente de aprobación y apreciación, que el que haría bajo un ambiente de cuestionamiento y tensión. Esto tiene una explicación lógica y es que, científicamente hablando, los pensamientos son energía. Una persona, cualquier ser humano, se sentirá mas cansado y desganado cuando esta pensando negativamente. Por consiguiente, tendrá menos energía para hacer lo que tiene que hacer. Una buena idea es, antes de comenzar a hacer algo, tener muchos buenos pensamientos con respecto a eso, para aumentar la energía que tendremos para llevar a cabo la tarea. ¡El optimismo es inteligente!

Algunos pueden pensar, ¿que pasa si la otra persona no tiene algo bueno que yo pueda apreciar? No hay tal cosa. Todo hombre o mujer tiene algo bueno y malo, y encontraremos lo que busquemos. Hitler, una de las personas más odiadas de la historia, tenía ciertamente muchos defectos; sin embargo, su oratoria y su liderazgo (aunque negativo) son más que destacables.

Hay tres cosas importantes en la vida: la primera, ser amable; la segunda, serlo siempre; y la tercera, nunca dejar de serlo.
-Henry James

Una costumbre muy negativa es la de buscar en otros el lado malo, ya que nuestra mente es como una plastilina que responde sensiblemente a los estímulos de nuestros pensamientos, y pronto nos encontraremos buscando el lado malo de nosotros mismos.

Teniendo en cuenta el reciente estudio científico de Harvard, que duró 75 años, se dedució que el secreto de la felicidad es tener relaciones humanas constructivas y saludables. ¿Como tener relaciones humanas constructivas y saludables? Demostrando aprecio honesto por los demás, buscando sus puntos fuertes y hablando entusiásticamente de ellos.

Unas palabras resumen uno de los secretos más importantes que uno puede tener en cuenta para desarrollar una habilidad social espléndida: “Uno puede hacer más amigos en tres meses interesándose genuinamente por los demás, que en tres años, intentando que los demás se interesen en él.”

ACCIÓN

¿De que hablará usted hoy? Sus palabras pueden realmente construir castillos, rascacielos, obras musicales, danzas, cuentos, novelas, partidos políticos, poemas, arte, marcas olímpicas… ¡Y cualquier otra ambición! ¿Cómo? Alimentando los sueños de los demás con aprecio y amor.

Para los amantes de la danza, Julio Boca reveló que la persona que realmente lo empujo a seguir sus sueños fue su abuelo Nando, que decía: “Ya van a ver adonde llega Julito”, cuándo el era aún un niño.
Para los amantes del arte, Picasso tuvo una madre que regó en el la semilla de la grandeza. Le decía siempre: “Si quieres ser soldado, llegarás a ser general. Si te haces cura, llegarás a ser el Papa.”
Para los amantes de la psicología, Napoleon Hill, uno de los fundadores del desarrollo personal como lo conocemos hoy en día gracias a su Filosofía de Éxito, comentó que llegó a ser todo lo que fue gracias al aprecio y el amor de su madrastra, que continuamente le decía: “Llegarás a ser el hombre más exitoso de la familia Hill, realmente lo siento y puedo verlo en el futuro.”

Estos son algunos casos en los que personas, más allá de el éxito de sus vidas, construyeron danzas, cuadros, y libros. ¿Que podrás construir vos? Solo unas palabras… ¡es todo lo que se necesita!

¡Gracias por tu tiempo!

Empatia con la Vida

El pensamiento correcto

Anuncios